Chromville, la aplicación española que ha conquistado las aulas de Estados Unidos

  • Nuevas Tecnologías

Chromville, la aplicación española que ha conquistado las aulas de Estados Unidos

Imascono se ha convertido en una compañía pionera dentro del desarrollo de aplicaciones móviles en realidad aumentada
Imascono se ha convertido en una compañía pionera dentro del desarrollo de aplicaciones móviles en realidad aumentada

Si unes imaginación y conocimiento surge Imascono, una empresa zaragozana pionera de la realidad aumentada en España. Sus jóvenes fundadores han revolucionado el sistema educativo internacional con su aplicación Chromville Visual Arts, que ya cuenta con 500.000 usuarios en todo el mundo, un 70% en Estados Unidos.

Chromville está dirigida a niños de entre 5 y 12 años y su funcionamiento es muy sencillo. Los jugadores pintan en una serie de láminas para después observar como estos dibujos cobran vida por medio de la cámara de una tablet o un Smartphone. De este modo se fomenta la creatividad y curiosidad de los niños combinando educación, entretenimiento y tecnología.

Unos mil colegios en más de 90 países enseñan matemáticas, geometría o ciencias naturales con 40 de estas láminas, en las que, por ejemplo, un esqueleto se mueve para enseñar anatomía o un renacuajo se convierte en rana para explicar la metamorfosis.

“La misión de Chromville es descubrir la verdadera pasión de los niños y conseguir que aprendan divirtiéndose. Su finalidad es motivarles y promover su creatividad porque creemos que este es el valor más importante del ser humano puesto que nos permite seguir evolucionando”, explica Pedro Lozano, cofundador y director de operaciones de Imascono.

La base de su éxito es convertir la educación en un proceso interactivo que atraiga más fácilmente la atención de los más pequeños. “Al ver que la educación no era motivadora pensamos que gracias a la realidad aumentada podíamos conseguir que fuera más atractiva para los niños”, recuerda este joven empresario español. 

Su siguiente paso: una comunidad global

La primera versión de Chromville se lanzó en2014 con simplemente cinco láminas coloreables que les permitió identificar hacia dónde se dirigía el mercado de la educación. Los profesores empezaron a utilizar estas láminas en clase para conseguir motivar a sus alumnos, principalmente dentro de la narrativa literaria y el aprendizaje de idiomas. “A partir de ahí cambiamos el modelo de negocio, ya que al principio estaba más escorado al videojuego, pero con este impacto comenzamos a construir una herramienta más educativa”, revela Pedro.

Desde Imascono ya están trabajando en nuevos complementos que perfeccionen su desarrollo. Por ejemplo, su próximo paso será crear una comunidad de realidad aumentada donde profesores de todo el mundo puedan intercambiar metodologías de trabajo que sirvan para incrementar la innovación y amplificar la visión de esta herramienta.

Una firma de ropa interactiva

Aunque parezca mentira, Pedro Lozano fundó Imascono en 2008 como una marca de ropa cuyo objetivo primordial era apoyar a los jóvenes diseñadores españoles. Sin embargo, el proyecto fue tomando forma hasta que en 2010 decidió crear la página web de la compañía con vistas a comercializar la venta online de camisetas.

“Es entonces cuando me puse en contacto con Héctor Paz (actual CEO de Imascono), que había desarrollado su proyecto final de carrera con la realidad aumentada”.  Y de esa relación surgió la idea de aplicar la realidad aumentada sobre las camisetas, unificando ambos proyectos y dando origen a la primera marca de ropa interactiva. “Nos lanzamos como emprendedores y en esa fase de evolución de las startups hemos ido pivotando hasta nuestra situación actual, como un estudio creativo”, recuerda Pedro.

Su primer producto fueron unas camisetas con dibujos que, al enfocarlas con la cámara del móvil, se movían y se alzaban del tejido. Pero eso solo fue el inicio. Pronto se les abrió la puerta de Silicon Valley, donde pasaron un mes presentando Chromville a todo tipo de inversores y programadores. Una experiencia profesional que les ha supuesto un crecimiento exponencial a lo largo de estos últimos años.

Una transformación social

“Nosotros empezamos en 2010-2011 y nuestros primeros años fueron complicados. Entonces nadie conocía lo que era una app”, cuenta Pedro Lozano. Ahora, las cosas han cambiado mucho. Imascono se ha convertido en una compañía pionera dentro del desarrollo de aplicaciones móviles en realidad aumentada.

“Tenemos claro que el futuro es la realidad aumentada porque es una funcionalidad que nos permite ir mucho más allá al no ser inmersiva, sino que el contenido digital se ve sobre la propia realidad y eso nos permite interactuar en tiempo real con lo que estamos viendo”, expone.

Tras el éxito cosechado en Estados Unidos, sus expectativas de crecimiento son enormes. “Creemos que la realidad aumentada va a seguir introduciéndose en nuestro día a día. Es algo de lo que hablamos en nuestras charlas con los clientes. Estamos afrontando, más que una transformación digital, una transformación social donde la tecnología va a tener un predominio brutal. Y, concretamente, la realidad aumentada se va a convertir en nuestro guía recurrente”, afirma con contundencia.

Cocina interactiva

A pesar de la potencialidad de Chromville, la firma no ha dejado de lado sus otras vertientes comerciales. “Estamos muy enmarcados en el sector de la gamificación y la educación, y antes crecimos principalmente en el mundo del marketing. Pero a raíz de Chromville se están abriendo muchas puertas en el sector educativo”, indica Pedro.

La muestra más clara es el proyecto que Imascono ha desarrollado para Telefónica, el chef Ferran Adrià y la factoría Disney: una aplicación en realidad aumentada que pretende enseñar a los más pequeños los beneficios de la comida saludable y lo divertido que resulta cocinar en familia. El juego está basado en el libro de recetas del cocinero catalán Tu cuento en la cocina y según avanza va mostrando la elaboración de diversos platos por medio de la intervención de distintos personajes Disney.

“Otro de nuestros últimos proyectos es una aplicación para una editorial holandesa que también está basada en el sistema de láminas coloreables de Chromville. Asimismo, hemos lanzado para una empresa de Corea del Sur una herramienta que va más allá de Chromville, ya que por medio de una colección de cubos, los niños pueden construir unos puzles educativos”.

También han sido contratados por grandes multinacionales como Bosch, para quien elaboraron una cocina interactiva haciendo uso de la realidad aumentada y empleando, por primera vez en este tipo de electrodomésticos, el dispositivo Kinect, un controlador de juego libre y entretenimiento desarrollado por Microsoft. Gracias a ello, estas cocinas virtuales permiten a sus usuarios vivir increíbles experiencias culinarias y realizar fotografías que luego se pueden imprimir.

Las perspectivas de Imascono hacen que sus responsables ya se planteen crear distintas spin-offs de su matriz, es decir, establecer empresas especializadas por sectores. “Con el boom que han generado estas tecnologías están saliendo numerosas oportunidades en áreas como la industria, la arquitectura o la educación”. Sin embargo, Pedro Lozano confirma que su estudio central se mantendrá en Zaragoza. “Hemos nacido con una visión global pero con una actuación local” concluye.