Ana Botín, una española al frente de una compañía global

Ana Botín, una española al frente de una compañía global

La presidenta del Banco Santander ha recogido un legado familiar que ha convertido a esta entidad financiera en la más grande de España y de la Zona Euro. EFE/ROMÁN G. AGUILERA. (EFE)
La presidenta del Banco Santander ha recogido un legado familiar que ha convertido a esta entidad financiera en la más grande de España y de la Zona Euro. EFE/ROMÁN G. AGUILERA. (EFE)

Ana Botín lleva tres años al frente del Banco Santander, el primer banco minorista internacional del mundo, el séptimo conglomerado financiero del planeta y el líder bancario en España y en la Zona Euro por valor de mercado. Es la primera mujer presidenta ejecutiva de un banco en nuestro país y en la primera de la historia al frente de una entidad global.

El Santander, fundado en 1857, ha pasado de ser un banco de provincias a un holding internacional con 188.492 empleados, 125 millones de clientes y 3,9 millones de accionistas.

Quien puede conocer más en profundidad la vida de Ana Botín es la periodista Ana Samboal, quien tras una intensa investigación ha publicado el libro “Ana Botín: Nacida para triunfar. La reina de la banca”, una biografía no oficial que profundiza en la vida de la directiva.

El volumen explora los aspectos de su vida personal, haciendo especial hincapié la relación con su padre, su educación, sus desafíos laborales y personales… Una historia que expone sus tropiezos, su trayectoria de superación y las paradojas vitales que muestran el lado más humano de esta poderosa mujer de las finanzas.

Influencia internacional

Ana Botín nació en Santander el 4 de octubre de 1960. Es la mayor de los cinco hijos de Emilio Botín y la pianista Paloma O'Shea. Habla cinco idiomas (español, inglés, francés, alemán e italiano) y es licenciada en Económicas por la Universidad de Bryn Mawr, Estados Unidos, tras haber cursado estudios en Harvard. Después obtuvo su primera oportunidad profesional en JP Morgan, donde trabajó durante siete años.

En 1988 regresó a España, donde comenzó a trabajar en Banesto, banco cuya presidencia ocupó entre 2002 y 2010. Tras ello dio el salto al Reino Unido como consejera delegada de la filial del Banco Santander en el país, Santander UK. En Londres se labró una impecable reputación siendo considerada por la BBC como la mujer más poderosa del Reino Unido tras la Reina Isabel II y la entonces Ministra de Interior británica, ahora Premier, Theresa May.

Además, en 2013 fue nombrada como uno de los cinco miembros externos del Consejo de Servicios Financieros, Comercio e Inversiones (FSTIB, por sus siglas en inglés) que asesoraba al Gobierno conservador de David Cameron

Dos años más tarde volvió a ser elegida para formar parte del Business Advisory Group, el órgano de asesores empresariales del Gobierno. Y a finales de ese mismo año la Reina Isabel II le otorgó la Orden del Imperio Británico.

Ana Botín es la punta de lanza de una nueva generación de directivos internacionales, entre los que se encuentran el presidente de Inditex, Pablo Isla, el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, y el cofundador de Google, Larry Page. Por este motivo, ha encabezado en varias ocasiones las listas de empresarias más influyentes de Europa, elaboradas por el Financial Times o el Wall Street Journal.

Tan solo 24 horas después de la repentina muerte de su padre, el 10 de septiembre de 2014, y con 53 años, Ana Botín tomó el timón del grupo financiero, convirtiéndose en la cuarta generación que lidera la entidad.

Desde su ascenso a la cumbre, Ana Botín ha impulsado un radical cambio de rumbo centrando su visión en el mercado internacional del grupo y en la reconquista de la confianza de la opinión pública, que con motivo de la crisis financiera ha sido muy crítica con la banca. Por ello ha modernizado la comunicación con sus clientes, la gestión diaria de las incidencias y ha creado una nueva cultura corporativa.