Mesteño, un caballo español como símbolo estadounidense

  • Sociedad

Mesteño, un caballo español como símbolo estadounidense

Además de los propios animales también se exportaron las formas de manejo y los arreos de los caballos. Azul Media
Además de los propios animales también se exportaron las formas de manejo y los arreos de los caballos. Azul Media

Muy pocos conocen que uno de los símbolos de Estados Unidos, el caballo Mustang, proviene de España. Y más concretamente de los Caballos de la Marisma del Entorno Natural de Doñana. Unos animales que llegaron durante la conquista de América y que después se extendieron por todo el continente.

Su historia ha sido recogida por la productora cinematográfica Azul Media, quien ha decidido difundir entre la población española y estadounidense el origen del Mustang a través del proyecto “Mesteño. El caballo de la Marisma que conquistó América”. Un documental que profundiza en la vida en libertad, la historia y las tradiciones asociadas a los caballos que habitan en las marismas de Doñana y que se dividen en dos razas: el Caballo de las Retuertas y el Caballo Marismeño.

Además, la iniciativa se acompaña de otras actividades paralelas vinculadas a profundizar en el intercambio de conocimiento científico, cultural e histórico con profesionales equinosde Estados Unidos.

De Sevilla a América

“La historia del descubrimiento y los embarques de ganado que se hacían con destino al Nuevo Mundo están perfectamente documentados en el Archivo de Indias de Sevilla. Además, las investigaciones científicas recientes y pruebas de ADN realizadas por el equipo de investigación de la Universidad de Córdoba y sus homólogos en Estados Unidos han constatado que los Mustang americanos tienen su origen en los Caballos de la Marisma”, explica Antonio Márquez, productor ejecutivo de Azul Media.

Como curiosidad, cuenta la leyenda que estos caballos llegaron a América casi por casualidad. Y es que, al parecer,Cristóbal Colón tenía la intención de utilizar caballos hispano-árabes en su conquista del Nuevo Mundo, pero antes de su partida “unos tratantes de ganado le dieron el cambiazo por unos jacos tomados cerca de Sevilla”.

“Eran Caballos de la Marisma, más rústicos, poco agraciados y más bajitos. Pero su tremenda capacidad de sufrimiento ante la falta de agua y comida les hizo soportar los largos viajes en barco. También soportaban bien el trabajo duro y eran monturas valientes en el combate”, indica Márquez.

Una especie protegida

Con el paso de los siglos estos animales se mezclaron con otros llegados de Inglaterra, Alemania o Francia, pero los genes de los Caballos de la Marisma aún perviven en los Mustang actuales. Así, con solo un vistazo se puede observar cómo en su morfología se encuentra esta herencia natural: son robustos, resistentes y de talla media. Unas características que les adaptan perfectamente al terreno americano.

Hoy en día gozan de una gran simpatía en Estados Unidos, donde su Gobierno tiene implementada toda una estrategia de protección de la raza. Asimismo, grandes extensiones de terreno en diferentes estados se han convertido en hábitats protegidos para estos caballos.

Una investigación minuciosa

El proyecto que lidera Antonio Márquez nació en 2015 con el rodaje de unas escenas de la tradicional “Saca de las Yeguas” de Almonte. Fue entonces cuando decidieron investigar la historia de los Caballos de la Marisma. Durante su estudio descubrieron que “no solo se exportaron los caballos, con ellos viajaron también las formas de manejo y los arreos propios de los vaqueros, dejando un legado que luego adoptarían gauchos, llaneros e incluso los míticos cowboys americanos”.

El documental “Mesteño. El caballo de la Marisma que conquistó América” trasporta al espectador al entorno de Doñana a lo largo de las cuatro estaciones del año. Desde allí se ofrece un viaje por el espacio y el tiempo recorriendo la historia de este caballo y su posterior colonización de América, las investigaciones sobre su origen genético y su evolución, así como su actual relación con la vida y la cultura de los pueblos de la zona de Doñana.

“Es una extraordinaria historia sin contar, una tradición local de alcance internacional. De las marismas de Doñana a los ranchos estadounidenses, donde el caballo Mustang ahora ha encontrado refugio y respeto. Seremos espectadores de cómo se desenvuelve su vida en libertad en las extensas tierras y montañas de Oregón y los contrastes con sus ancestros andaluces”, detalla.

El documental será distribuido por Estados Unidos y se hará llegar la información a las distintas asociaciones de protección del Mustang, las cuales tienen cientos de asociados en todo el país.

Un programa de actividades paralelas

Pero el filme es solo la punta de lanza de un programa mucho más grande que cuenta con encuentros entre entidades, artistas y organizaciones involucradas en la protección, el conocimiento y la divulgación de los valores del Caballo de la Marisma, el Caballo de Retuerta y los Spanish Mustang Americanos.

“Coincidiendo con la “Saca de las Yeguas” o la “Recogida de las Yeguas” se pretende invitar a personalidades que desde diferentes ángulos y especialidades trabajen con el Mustang americano. Investigadores, gestores y empresarios participarán en talleres y conferencias de intercambio con homólogos españoles en los días que dure su visita, en la que podrán conocer de primera mano el origen ancestral de los Mustang”. 

La idea cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Hinojos y el Área de Turismo de Diputación de Huelva, y una vez finalizadas estas acciones se difundirá la experiencia de los invitados en todos los canales mediáticos posibles y redes sociales vinculadas al Mustang.

Un reclamo turístico

Pero el proyecto “Mesteño” también posee otro objetivo: incentivar el turismo entre España y Estados Unidos. Para ello se pretenden publicitar en el gigante norteamericano la “Saca de las yeguas” y la “Recogida de las yeguas”, dos tradiciones acontecidas cada año en Almonte e Hinojos que son el ejemplo más atractivo y representativo del manejo de los Caballos de la Marisma.

Con ayuda de las entidades públicas locales invitarán a gerentes de grandes asociaciones vinculadas al Mustang a disfrutar de estos eventos y conocer la infraestructura de la zona. Todo con el fin de posibilitar acuerdos de promoción como destino turístico para los amantes de los Spanish Mustang.

“El amante americano de los caballos Mustang sin duda disfrutaría de un espectáculo de costumbre y arraigada tradición en un entorno espectacular como lo es Doñana. Conocer los orígenes ancestrales de los Mustang e incluso los orígenes de la figura del legendario cowboy sería para ellos un gran reclamo turístico”, no duda en afirmar Antonio Márquez.