El sector español de la automoción se abre camino en Irán

  • Economía

El sector español de la automoción se abre camino en Irán

Una operaria trabajando en la fábrica que la empresa automovilística en Martorell (Barcelona). Foto: EFE/Marta Pérez (EFE)
Una operaria trabajando en la fábrica que la empresa automovilística en Martorell (Barcelona). Foto: EFE/Marta Pérez (EFE)

Irán es en la actualidad uno de los mercados del sector del automóvil más importante de Oriente Medio y uno de los destinos con mayor potencialpara las empresas españolas del sector de la automoción.

La actual coyuntura económica ha permitido el despegue del sector automovilístico iraní, que en 2016 alcanzó una producción de 1.164.710 vehículos -un 18% más que en 2015-, lo que le situó como el 18º fabricante de automóviles del mundo.

Además, el gobierno de Irán ha puesto en marcha un plan económico para incentivar el crecimiento y la competitividad de su industria mediante la atracción de inversores y fabricantes internacionales. El objetivo que se han marcado es el de alcanzar una producción de dos millones de automóviles en 2022.

En este contexto entra en juego la creciente demanda de tecnología y piezas de mayor calidad, en especial en los motores, lo que eleva el potencial de Irán como mercado objetivo de la industria automovilística española, una de las más competitivas de Europa y con un gran prestigio internacional por su alta tecnificación y desarrollo en I+D+i.

Irán mira a Occidente para modernizarse y el sector busca una reconversión que le permita mejorar su producción de vehículos. Así, la tendencia es comprar producto de buena calidad y rápido suministro, y España está bien posicionada para cumplir ambas exigencias.

Los acuerdos comerciales y económicos entre España e Irán han experimentado un gran crecimiento el último año. Las exportaciones de España a Irán en 2016 superaron los 360 millones de euros -un 55% más que en 2015-, una tendencia que continúa en 2017.

En 2016 las exportaciones españolas en el mercado de la automoción en Irán fueron de aproximadamente 22 millones de euros, con una tasa de crecimiento del 80% respecto a 2015. Una tendencia que desde la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción (SERNAUTO) prevén mejorar este año.

Para profundizar en las oportunidades de negocio en Irán y poner en valor los ‘Componentes made in Spain, SERNAUTO e ICEX organizaron el pasado julio una visita comercial a dicho país en la que participaron una veintena de empresas españolas.

La delegación visitó varias plantas y mantuvo encuentros con empresas iraníes, entre ellas Iran Khodro Company(IKCO) y SAIPA, los dos principales fabricantes, y con los proveedores de recambios más importantes del país.

La industria española de equipos y componentes para automoción es la cuarta de Europa en facturación y se encuentra entre las 10 primeras a nivel mundial. El año pasado cerró con un crecimiento del 6%, hasta los 34.000 millones de euros, de los que el 60% -unos 19.500 millones- procedieron de las exportaciones.

Tampoco hay que olvidar los datos generales del sector de la automoción de España, que sitúan a nuestro país como segundo fabricante de automóviles de la UE, el 8º a nivel mundial y primer fabricante de vehículos industriales de Europa.

Crecimiento futuro

En la actualidad son 16 empresas las que fabrican vehículos completos en Irán, que atienden la demanda de un país con más de 82 millones de personas y un parque automovilístico de 15 millones de unidades, en el que el 50% tiene más de 25 años. Un nuevo indicativo de la futura demanda de automóviles y piezas de repuesto que tendrá este país en los próximos años.

El sector automotriz constituye a día de hoy la segunda industria del país después de la petroquímica. El sector contribuye con el 5% del PIB y emplea a 675.000 personas, el 12% del empleo industrial.